EL 28 NO ES PARA LOCO

15-06-2024

UN ANÁLISIS POLÍTICO EN LA NOTA EDITORIAL DE IMPACTO MAEÑO, DE LA PLUMA DE JESÚS Hernández

El 16 de agosto de este año, Luis Abinader Corona, iniciará un segundo mandato de cuatro años, y aunque todavía no haya terminado el primero, ya hay voces que sueñan con sustituirlo, muy especialmente en su propio partido porque piensan que las próximas elecciones serán como un´´FLAICITO AL CACHER´´.

El nuevo comandante en jefe, a partir del 28 será una tarea para auténticos líderes verdaderos estrategas y buenos dirigentes, que serán capaces de entender las circunstancias y las coyunturas, ya sea por razones de tiempo para unos y de oportunidad para otros, pero el 28 no es para locos.

Será la primera vez que el liderazgo, las estrategias y los buenos dirigentes tendrán más valor electoral que los propios partitivos, por lo que el proceso va a depender más de rostros que de color, y en esas circunstancias, cabe señalar a dos personas que dependiendo de sus criterios y las posiciones asumidas pueden decidir de donde saldrá el próximo presidente del 28, como serán Leonel Fernández y Abel Martínez.

En estos momentos, tanto Leonel, como Abel, tienen el candado en sus manos para impedir que uno de la cuadra del PRM, sea el que se instale en el Palacio Nacional después de Luis, obviamente que para lograr ese objetivo lo primero es entender por qué el 28 no será para locos.

Leonel, avanza en edad, no obstante, para gobernar y cumplir con las tareas del Estado, goza de una capacidad que cualquier joven quisiera tener, así como su lucidez, experiencia y liderazgo, pero por sí solo no ganaría ni siquiera aliados a todos esos inventos que le llaman partidos emergentes.

Abel es joven, inteligente, carismático y, ya, probado, pero no tiene de plataforma partidista ni una maquinaria electoral que lo empuje, aunque si lleva en su poder un 10% del electorado nacional, lo suficiente para hacer perder y ganar los comicios del 28.

Es una situación difícil para ambos, pero precisamente ahí donde está el candado, entonces que hacer, lo primero es, que para cerrar el candado se necesita dos lleves, y esas lleves son LEONEL y ABEL, por lo que solo unidos estarían en condición de cerrarle las posibilidades al PRM.

En otro aspecto, sería a futuro y ahí entraría el Senador Omar Fernández, que no creo, se embarque en disputarle la jefatura a su padre, mucho meno la candidatura del 28, lo que daría la primera oportunidad al licenciado Abel Martínez, para el 36, cuando ya el hijo del expresidente, esté más que preparado para el relevo generacional.

Así que, como el 28 no es para locos, y Leonel, como Abel, lo saben, es preferible que inicien con tiempo a definir esas estrategias electorales que promuevan a Leonel, como presidente y ex candidato del PLD, Abel, a la vicepresidencia, por qué lo reitero el 28 no será para locos. JMH.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish