Rector de UTESA-Mao, exhorta a estudiantes a contribuir al sistema democrático de nuestro país

0

Por: Ángel B. Almonte/y Rafael Pujols

MAO, VALVERDE.- El rector de la Universidad Tecnológica de Santiago (Recinto Mao), maestro Cándido Almanzor le dijo hoy a un grupo de 75 graduandos de esta prestigiosa institución, que ellos tienen la responsabilidad de contribuir al sistema democrático de nuestro país.

 «La democracia se fortalece cuando cada uno de nosotros se convierte en un ejemplo de conducta ciudadana, les exhortó a que actúen con integridad, ética y responsabilidad en sus vidas profesionales y personales», precisó el profesor Cándido Almánzar.

El educador exhortó a los jóvenes graduandos para que sean ciudadanos comprometidos con el bienestar colectivo y defensores de los valores democráticos. Las declaraciones del rector de UTESA-Mao, fueron hecha en su discurso central en el acto con motivo de la Trigésima Séptima Graduación ordinaria de la academia.

En el recodo del tiempo, donde los susurros del pasado se entrelazan con los ecos del presente, se revela una verdad inmutable: la juventud y la valentía, dos fuerzas indómitas, se erigen como pilares fundamentales en el escenario de la transformación del mundo.

A juicio del alto ejecutivo de la universidad, en los anales de la historia, cada página escrita con la tinta de los sueños y los sacrificios, se narra el relato eterno de aquellos jóvenes intrépidos que desafiaron las cadenas del conformismo y desencadenaron los vientos de la transformación.

Así, en el vasto lienzo de la historia, se plasma la eterna danza entre la juventud, la valentía y la transformación. Al hurgar en la historia encontramos ejemplos de jóvenes líderes que han dejado huellas que perduran a través de los siglos.

Hablando ante los graduandos, autoridades civiles y militares, en el solemne acto, el maestro Almánzar citó en su intervención al rey griego Alejandro Magno, y citó que desde  su nacimiento en el 356 a.C., estaba destinado a grandes hazañas. A los 20 años, ascendió al trono de Macedonia, y con ello, dio inicio a una era de conquistas audaces que estremecieron los cimientos del mundo conocido.

Sus campañas militares llevaron su imperio desde las tierras de Grecia hasta los confines de la India, estableciendo un dominio sin precedentes que abarcaba vastas extensiones de tierra y diversidad cultural.

Sin embargo, más allá de su destreza en el campo de batalla, Alejandro fue un visionario cultural, un pionero en la fusión de Oriente y Occidente.

 Al construir puentes entre civilizaciones, promovió el intercambio de conocimientos, artes y filosofías, sembrando las semillas de la colaboración y el entendimiento mutuo. Su legado trasciende el mero dominio territorial, dejando una marca indeleble en la historia de la humanidad.

Así mismo, honramos la memoria de Mehmed II, conocido como Mehmed el Conquistador, cuyo legado perdura en la historia. A la temprana edad de 21 años, lideró el épico asedio de Constantinopla, un evento que transformó el curso de la historia mundial al poner fin al Imperio Romano de Oriente.

Este hito marcó el comienzo de la expansión otomana en Europa, dejando una huella imborrable en la historia. Más allá de sus triunfos militares, Mehmed II fue un mecenas de las artes y las ciencias, impulsando un renacimiento cultural dentro del imperio.

A juicio del profesor Cándido Almánzar, su legado se cimenta en su liderazgo militar destacado y en su contribución al desarrollo cultural y político del Imperio Otomano. Hoy, seguimos siendo testigos del impacto duradero de estos grandes jóvenes que transformaron la historia.

Sus liderazgos carismáticos y sus tácticas innovadoras continúan inspirando a líderes y estrategas en todos los rincones del globo terráqueo.

Nos incumbe a nosotros, en este momento crucial de la historia, recordar sus legados y aprender de sus ejemplos, trabajando juntos para forjar un futuro de paz, progreso y entendimiento entre todas las naciones.

 Que sus espíritus perduren en nuestros corazones mientras nos esforzamos por alcanzar nuevas alturas de grandeza y cooperación global. Estos ejemplos nos demuestran que la juventud no es una barrera para hacer grandes cosas. Cada uno de ustedes tiene el potencial para marcar la diferencia en su campo profesional y en la sociedad en general.

El rector exhortó a los profesionales a persigan sus sueños con pasión y determinación, y nunca subestimen el impacto que pueden tener en el mundo.

Quiero motivarlos a mantener la esperanza viva en sus corazones y a ser justos en su quehacer profesional. El camino hacia el éxito puede presentar desafíos, pero con perseverancia y ética, estoy seguro de que alcanzarán sus metas y contribuirán al desarrollo de nuestra amada República Dominicana.

Por último, pero no menos importante, recuerden siempre agradecer a quienes les han apoyado en su camino hacia el éxito. Agradezcan a sus familias, amigos, profesores y mentores por su apoyo incondicional y su guía. Ninguno de nosotros alcanza el éxito solo, y es importante reconocer y valorar a quienes nos han ayudado en nuestro crecimiento y desarrollo.

En conclusión, queridos graduandos, les felicito por este logro significativo en sus vidas, ustedes son la esperanza y el futuro de nuestra nación, mantengan vivo el espíritu del patriotismo, actúen con justicia y ética en su quehacer profesional, busquen la excelencia y valoren la diversidad. Con su dedicación y compromiso, estamos seguros de que harán grandes contribuciones a nuestro país y al mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish