EL REGRESO

02-06-2024

UN ANÁLISIS POLÍTICO

1 DE 2

Por. Jesús Hernández

Santo Domingo. Doce años pasaron desde que el presidente Leonel Fernández, descendió las escalinatas del Palacio Presidencial acompañado de muy pocos de sus ex colaboradores, inclusive algunos de lo que bajaron con él, lo negaron igual que como hizo Pedro, el mentiroso, nadie recordaba ya al expresidente y lo peor eran las burlas, los vistieron de presidiario y aquellos llamados juicio populares, abarrotaron las plazas públicas, era un desgraciado, recuerdo que una tarde en el parque La Lira, de la Lincont, mientras se preparaba la tarima, me dijo Víctor Víctor (Vítico), oye Jesús, que pasará en 10 o 15 años? No respondí, es ahora que creo saber lo que me dijo el viejo amigo de Santiago.

Del 12 al 16 fueron cuatro años de fuego donde los metales inician ese proceso de la separación, donde el Oro sobresale y el sedimento se va anidando en el fondo del pantano, donde los oportunistas comienzan a doblar las cabezas y las llamas se hacen dueña del momento; sin embargo, a pesar del infierno a pesar del infierno que vivía, este hombre no se detuvo y siguió con pasos lentos, pero firmes, a veces paralizado por el viento pero nunca doblado, y como le sucedió a un soldado en plena batalla de Wateeloo, cuando el Gran Napoleón, le preguntó Soldado por qué tiemblas, a lo que este le respondió: tiemblo mi general, pero estoy en mi puesto, así soportó el Dr. Leonel Fernández, esa enorme prueba.

El poder que ante tubo en sus manos, ahora se lo habían puesto sobre la cabeza y era muy pesado como pudo darse cuanta en la reunión de Metro y más tarde en el todo poderoso Comité Político, estaba acabado y los Castillo, no se hicieron esperar, recogieron y se fueron con ellos mucho más, la soledad se había convertido en un túnel sin salida, ya nada y nadie lo sacaría de ese callejón, pero la historia oh! Bendita historia.

Cualquier rama era bien recibida y fue lo que pasó cuando del viejo Partido de los Trabajadores Dominicanos, le pasaron esa rama que sin pensar agarró, lo que le permitió recoger sus libretas del PLD y fundar su Fuerza del Pueblo, al que mucho llamarón el nuevo ventorrillo; sin embargo, la sorpresa fue que en las elecciones del 2016, Leonel Fernández, sacaba 325 mil votos posicionándose en un cómodo tercer lugar, los tiempos eran otro, el muerto de repente se había sacudido, y los vientos tenían otras aromas.

El doctor Fernández, sabía en qué pies estaba parado, pero por si acaso creo que le dijo al joven Omar, hijo, manden siempre la frente alta, es un legado que te pertenece y nunca te amilanes, que ahora vamos por más, el hombre sabía lo que hacía, y salió a hacer lo que más le gusta a pesar de que los del frente no le prestaron atención hasta que ya era muy tarde, entonces se dieron cuanta que el expresidente estaba muy lejos de los otros y se acercaba lentamente, y sucedió lo que no esperaban, la FP había sacado 1, 250, 404 votos para un segundo lugar, no tan cerca de lo 2,500 mil del PRM, pero muy por encima de su antiguo partido PLD, y si no es verdad que no es jefe de Estado, hay que reconocer que lo es de la oposición, con tres senadores y 27 diputados. Se puede afirmar que el hijo de Villa Juana, ha regresado y si duda igual que Balaguer, podría tener otra oportunidad en el 2028. JMH.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish